cookieassistant.com

martes, 6 de diciembre de 2011

Instantáneo.


No tengo paciencia. Al menos en eso me muevo al ritmo de los tiempos: lo queremos todo, lo queremos ya, y, a poder ser, sin esfuerzo. En esta era del homo instantaneus, la tecnología se nos presenta como la panacea de todos nuestros males: con tecnología, nos prometen, se puede todo, se puede ya, y se puede sin esfuerzo.
Pues va a ser que no. Basta con darse una vuelta por las clases de idiomas. Los alumnos tienen acceso casi ilimitado a recursos para aprender idiomas: podcasts, videos, textos, diccionarios, redes sociales... Pero no aprenden. O al menos, no más rápido de lo que lo hacíamos antes los que no disponíamos de dichos medios. Antes bien: a menudo, uno tiene la impresión de que se aprende menos y peor. No soy precisamente yo alguien a quien se pueda acusar de aversión a la tecnología -mi bien merecida fama de computer freak me precede- , pero no dejo de reconocer que es un error delegar en un amasijo de ceros y unos algo que es específicamente humano: la voluntad de aprender, y el esfuerzo que ello lleva aparejado. Como tantas veces en la vida, la mejor respuesta a esta dicotomía nos la ofrece el sentido común: lo fundamental para aprender es el propio estudiante y su esfuerzo: los profesores y recursos de que disponga, tecnológicos o no, siempre serán algo secundario.
Sirva este ya demasiado largo preámbulo pseudofilosófico de indigesto acompañamiento del plato principal de este post: se trata de un cacharrillo online que me he encontrado por esas internetes de Dios, y que, por la sencillez y rapidez de su funcionamiento, hace honor al título de estas líneas. Vaya por delante que el mérito es del autor del software, Feross Aboukhadijeh, estudiante de informática de la Universidad de Stanford. Yo, por desgracia, de programar "ni papa", así que simplemente lo he traducido, he adaptado las opciones para que resultaran más cómodas al usuario hispanohablante y lo he instalado en mi propio servidor en esta dirección web. Tiene este aspecto:

Se trata de algo muy, muy sencillo: no es más que uno de tantos recursos en internet que nos permiten repasar vocabulario por medio de tarjetitas. Lo diferente de este software es la rapidez con que nos permite crear las tarjetas. Imaginemos que queremos repasar el vocabulario alemán referido a fenómenos atmosféricos: lluvia, viento, nevar, nuboso, etc. Bien, pues sólo tenemos que introducir la lista de términos en español, seleccionar como idioma de partida el español y como lengua de llegada el alemán y ... voilà! El software se encarga de buscar los términos alemanes correspondientes y crear las tarjetitas. ¿Cómo lo hace? pues con el traductor automático de google. Sí , ya sé los problemas que dan los traductores automáticos, pero podéis hacer la prueba, y veréis que mientras que el vocabulario que introduzcamos no sea especialmente ambiguo, la traducción que se nos ofrece de los términos es normalmente la correcta. Este software tiene sus limitaciones: por ejemplo, no permite guardar las listas, así que simplemente podemos ir guardándolas en un documento de word, y "pegarlas" de nuevo cuando queramos volver a practicarlas. Una sugerencia: si queremos practicar sustantivos alemanes, es una buena idea introducir los términos en español con artículo: así, en vez de "Mond" como equivalente de "luna", obtendremos "der Mond" como equivalente de "la luna". Viel Spaß... y a trabajar.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por recordarnos que si queremos algo nos debe "costar" esfuerzo el conseguirlo. ¡qué dolor de cabeza me dan el der,die, das y las preposiciones!

oficina virtual dijo...

con esto de la tecnologia la gente a perdido la capacidad de esforzarse para conseguir algo.

mariachis a domicilio dijo...

esperemos que la gente en el tiempo vuelva a recuperar la iniciativa de esforzarse para conseguir las cosas.

Maite dijo...

Hola Evaristo:
He probado este software pero me da error. Me entusiasmó la idea para mi hija, que está aprendiendo sus primeras cositas de alemán y además le gusta el ordenador. Bien, probé introduciendo una lista de animanes en español con su correspondiente artículo, cambié los idiomas (partida: ES; llegada: DE) y generé las tarjetas, pero cuando doy a barra espaciadora, el sistema me devuelve como equivalente las palabras "no translation". He probado a poner las palabras entre comillas, pero tampoco va, ni con ni sin artículo.

Anónimo dijo...

Hola Maite:
Efectivamente, ha dejado de funcionar. Lo he instalado en otro servidor, pero sigue sin andar. Como funciona con el traductor automático de google, es posible que haya hecho alguna modificación y no sea capaz de extraer las traducciones. En cualquier caso, te remito al software original, que sigue funcionando y, además, tiene audio: braingrinder.com
Un saludo,
Evaristo.

Maragarni dijo...

La información me parece útil y la tecnología también, pero para mi lo mas difícil es animarme. Tengo miedo al ridículo y a equivocarme en la construcción de la oración, en los verbos,etc. Tal vez se trate de timidez, no se.

jorge dijo...

Lo que no cuesta no vale y no tiene el mismo sabor!

Lengua Viva dijo...

¡Hola! Enhorabuena por el blog (e infinitamente gracias) y por el post. Os presento este otro recurso que se vale de tarjetitas también; yo lo uso con el alemán y me gusta bastante:
http://www.byki.com/

Un saludo :)

Lengua Viva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.