cookieassistant.com

lunes, 17 de marzo de 2008

Hermanos, conjuguemos.

No es que la conjugación en alemán sea especialmente difícil; en realidad, es bastante sencilla. Lo único que requiere un pelín más de esfuerzo es la formación correcta del perfecto, especialmente en lo tocante a la dichosa lista de verbos irregulares. Pensando en machacar un poco las formas de perfecto hice hace algún tiempo un archivo de VOCA. Se trata de 150 verbos regulares e irregulares en infinitivo y perfecto, a los que añadí audio y la traducción al español. Me da algo de pudor dejar por ahí mi voz grabada pululando por el ciberespacio, pero bueno, tampoco pasa nada. Podéis encontrar el archivo en www.aprendealeman.info en el apartado de "gramática".

Por cierto, para quien no lo sepa, las manos que aparecen a la izquierda (Betende Hände - "manos rezando") son obra de un famosísimo pintor alemán, Albrecht Dürer, cuyo virtuosismo despierta admiración incluso en personas sin sensibilidad ni formación artísticas, como servidor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Alberto Durero, Evaristo, Alberto Durero...a quien, por cierto, se dedicó hace poco una exposición en Madrid en el Museo de Thyssen-Bornemisza. "Arte y Humanismo en la Alemania del Renacimiento" mostraba un recorrido por el arte alemán, entre finales del siglo XV y la primera mitad del XVI.

La exposición está dividida en dos capítulos que se presentan en cada una de las sedes: El mundo de los artistas, en el Museo Thyssen-Bornemisza, y Un mundo en conflicto, en la Fundación Caja Madrid.

Ya es tarde, Evaristo, para ir a verla ya que acabó en Enero, pero siempre es gratificante ver tu interés por el arte y ver que te esfuerzas...porque después de todo, eso es lo importante, ¿verdad? Esforzarse!

Evaristo dijo...

Pues sí, al final lo más importante, también en esto de los idiomas, es la ambición y la constancia. Como todo en la vida, por muchos "talentos" innatos que tengamos, si no conseguimos multiplicarlos... mal vamos.
Gracias por tu comentario.